viernes, 25 de abril de 2014

La mía mamma

Como bien sabemos Mayo está al caer y llega el día de la madre!

De pequeños era bien fácil en el cole te mandaban comprar una manualidad que luego montabas en clase y ese era el regalo para tu querida madre, te lo daban casi hecho vamos!.
Al cabo de los años llegó el: Que la regalo? Y la preguntabas: Que te gustaría? Y ellas en un alarde decían: "No quiero nada, no necesito nada de verdad, a mi con que me felicites me vale", pero como bien he y habréis comprobado la cara de felicidad y la alegría que les da cuando las haces un regalito es incomparable con su reacción a una simple felicitación.
En mi caso como no tenía curro (Y sigo sin él por desgracia), y no disponía de grandes cantidades económicas, pues la regalaba lo típico, una pulserita, un colgante, una colonia... La hacían ilusión, si!, pero un año por mi mala cabeza llegó el día antes y no la tenía nada preparado, así que con mis dotes de manejo del ordenador la hice un collage con una foto juntas y una suya con una frase de una canción. Mi sorpresa al enseñárselo fue la ilusión y su emoción, se paso el collage al móvil y se lo iba enseñando a todo el mundo diciendo mira lo que me ha hecho mi hija que bonito!
Al ver esto decidí que muchas veces no hace falta gastar el dinero, o no hace falta gastar mucho para hacerla feliz.
En los años siguientes ese día la dedique una de sus canciones preferidas (La cosa más bella-Eros Ramazzotti), la cual la hizo llorar como una magdalena y cada vez que la escucha dice: "Ella me la dedicó" con ese brillo de emoción en los ojos que para mi vale más que cualquier cosa.

Y a lo que quería llegar con todo esto, que me disperso mucho, es que muchas veces un simple detalle o acto vale más que cualquier regalo material que podamos comprar!
Ideas tan simples como: prepararla el desayuno, hacer su comida favorita, ver una película que la guste gustas en el sofá con unas palomitas...

Aún así, de todas formas buscando ideas y manualidades para ese día vi una que me encantó la cual guardaré para otro año, aquí os la dejo:


Necesitaremos: Una bombilla (cualquier forma o tamaño), alicates y alambre de jardinería.

Primer paso: En primer lugar hay eliminar la capa de plata que hay en la parte inferior de la bombilla. 


Segundo paso: Quitar la tapa negra de la parte inferior de la bombilla. Se deben de llevar gafas de seguridad y tener mucho cuidado, ya que es de cristal. Trabajar las pinzas en el agujero que queda después de quitar la tapa de plata, y broche de cristal. Usar los alicates para ello con calma poco a poco. Cada una/o ya con su maña.

Paso tres: Una vez que se retiró el vidrio negro es muy fácil de llegar al tubo pequeño de vidrio y el cableado en el interior de la bombilla, sacarlo con ayuda de las pinzas.

Con la bombilla vacía ya, como la parte de metal queda algo fea a mi gusto, se puede adornar con un cacho de tela como es este ejemplo, unos hilos, pintarla... Lo que se nos ocurra!

Cuarto Paso: Poner alrededor del cuello de la bombilla el alambre de jardinería y moldearlo para hacer un soporte del cual cuelgue.

Espero que os haya gustado la/s ideas, porque ellas se merecen eso y mucho más, que aunque habría que demostrarlas esto siempre... como dice una frase la realidad es que "Mi madre es la persona que más sonrisas mías se merece, y al final es la que peores caras siempre se lleva". Asi que... alegremoslas un poco en su día! 

Por adelantado: 

FELIZ DÍA MAMIS! 

Seguidores